jueves, 13 de diciembre de 2012

Los ángeles de Charly

"Los Carlitos"
acuarela y digital 2012

No me es muy fácil hablar de García, ya que siempre tuve un sentimiento de amor –odio hacia su persona, no soy fan de él, ni de su música, solo atesoro un vinilo de Clics Modernos, para mí el mejor disco de su etapa solista, tengo vagos recuerdos de mi tío Daniel, la persona más fanática de Charly que conozco, grabándonos con un grabador de cinta abierta, a mis hermanos y primos cantando aquel estribillo: “Estoy verde, no me dejan salir” o de estar en la casa de mi tía Sonia y escuchar todo el día “Filosofía barata y zapatos de goma” y cosas por el estilo.
Ya de más adolescente comencé a odiarlo, más que nada a su actitud, lo veía como un viejo pelotudo que se le había pasado el tren y quería llamar la atención todo el tiempo, con aquellas boludeces de hacerse el Kurt Cobain o el Marilyn Mason, y el peor de los recuerdos es verlo a los besos y abrazos con el turco Carlos Saúl, pero bueno algunas cosas es mejor olvidarlas.
Algunos dicen Charly es Gardel, es un genio, el más grande y hasta algunos que es dios, Pero más que dios, se puede decir que es un tipo con ángel o mejor dicho con ángeles. Al final de la década del 90, luego de renunciar a mi trabajo, el cual ya no soportaba, pase una temporada en Chascomús, en la casa de mi Tío Dani. Mientras lo ayudaba a hacer un entrepiso en su casa escuchábamos música, claro, no podía faltar todas las tardes algo del bicolor, allí me acerque más a su etapa de Sui, Serú y La máquina de hacer Pájaros, esta última lleva uno de los nombres de bandas de rock más originales de la historia. En esa estadía también escuche “Parte de la religión”, “Como conseguir chicas” y “La hija de la lagrima” y empecé a valorar un poco más su obra, como cierre de oro, el tío me grabo un compilado de estos discos y el Acústico en MTV. De todos estos discos rescato algunos temas pero sigo pensando que su mayor logro compositivo está en “Modern Clics” para mi hay un momento en la vida de los artistas donde todo se acomoda y le caen todas las fichas juntas, como si los planetas se alinearan y todo eso que buscan y logran en algunas canciones, ahora lo hacen con un disco entero y luego me parece que siguen buscando que esa magia vuelva a repetirse. Quizás allí también estuvieron los ángeles dándole una manito, los mismos que vienen acompañando a este personaje a lo largo de su vida, los mismos que lo depositaron en aquella piscina cuando se tiro del 9º piso de un hotel, y los que lo ayudaron a zafar de infinitos bardos en los que supo estar involucrado.

A lo mejor es como decía el gordo Bergara Leumann: “Los ángeles están aquí, solo hay que prestar atención”

"Clásico y moderno"
grafito 2011

domingo, 11 de noviembre de 2012

The living Moon

"2 Echos"
tinta y digital 2012

Lo primero de Echo que llego a mis manos fue un vinilo con el soberbio nombre de “Canciones para aprender y cantar” y vaya que fue así, de entrada me fascino la portada, una especie de Abey Road pero en penumbras, mi amigo Pablo me dijo: ¡escúchalos, son geniales! enseguida lo grabé en casette y lo escuché sin parar, a los pocos meses me tope en una disquería de la calle Corrientes, con el cd de “Ocean Rain” y ahí me terminaron de caer todas las fichas, los tipos estos eran grosos en serio, este disco era una “obra maestra” y no exagero, cada tema que contiene es inmejorable, unas melodías exquisitas y unos arreglos orquestales maravillosos. Todo se complementa orgánicamente, la guitarra de Will, las base de Freitas y Pattinson, son coronadas por la entonces joven y delicada voz de Mc Culloch, más allá de las letras claro, a las que accedí un tiempo después por mi limitación en el inglés, hace unos días lo escuche entero y me sigue maravillando como la primera vez.
Enseguida me entere que ya estaban separados, luego de un disco más y la muerte de su baterista, mi primo me grabo el primer disco solista de Ian “Candeland” que su primo lo había traído de UK, sin dudas otra joya imperdible, al que le siguió el no tan sofisticado “Misterio” .
Paso un tiempo, de a poco fuí consiguiendo su discografía y por fin en 1997 leo que los tres Echo originales se encontraban de regreso con un disco nuevo bajo el brazo el guitarrero “Evergreen”, enseguida lo compre y lo gaste, la luna asesina estaba más viva que nunca en su regreso con gloria, allí estaban en buena forma los hombres conejos adaptados a los 90 sin ningún problema, con los coros del nuevo niño mimado de la escena inglesa Liam Gallaguer en el tema “Nothing lasts forever” diez años después los otros de Liverpool volvían a reclamar su corona. En 1999 sin su bajista original, sacaron “What you going to do with your life” con el que pudimos verlos por primera vez en Argentina, un show increíble donde repasaron sus grandes temas de otros tiempos más allá del disco que venían a presentar, recuerdo que Ian dijo algo así como tranquilos que vamos a tocar todo, respondiendo a los gritos del público, yo no quería ser menos y pedí a los gritos “villiers terrace” y no sé si fue casualidad, pero como si hubieran dicho ¡lo pedís lo tenes! Se pusieron a tocarlo inmediatamente. No me gusto su sucesor “Flowers” creo que las composiciones no llegan a cautivar como si lo hace “Siberia” del 2005, que los volvió a traer por estos pagos, para mí este es el último gran disco de la banda, no me gusto para nada el último trabajo “The fountain”.
Por estos días están de gira, Will Sergeant reparte su tiempo entre la música y la pintura y Ian Mc Culloch está por sacar un nuevo disco solista, yo por el momento los sigo escuchando, aprendiendo y cantando.


" 4 Echos"
acrílico 2008

"Para aprender y cantar"

sábado, 20 de octubre de 2012

El hombre digital

"Digitalman"
tinta y acuarela 2012


Al ponernos a hablar sobre la obra de Ian Curtis no podemos pasar por alto su pasión por la literatura, mas allá de su pasión por la música. A mi parecer un poeta, tiene menos posibilidades de ser leído, como lo tiene por ejemplo un novelista, y es algo que tipos como Jim Morrison, Leonard Cohen, Dylan o el mismo Curtis tienen bien en claro y por lo tanto eligen otros caminos para alzar su voz.
Particularmente creo que la música es la disciplina del arte que posee una llegada más rápida y directa, quizás porque su vibración la sentimos con todo el cuerpo, haciéndonos bailar, o a lo sumo llevar el compás con una patita. Lo curioso es que en este caso, el poeta, no solo se dedica a recitarnos sus maravillosas estrofas estático, cual recitador; sino que ejecuta un  ritual digital, un curioso baile, un tanto hipnótico y mecánico, agitando frenéticamente sus brazos hacia abajo y arriba.
Si bien todos podemos cantar, como dicen los Auténticos decadentes, o todos podemos tocar la guitarra como dicen los Radiohead, creo que no todos podemos escribir buenas letras. Tony Wilson, productor y conductor de la BBC, quien ficho a Joy División en su sello Factory, solía decir en su programa televisivo: “Creo que deberían leer más” y vaya que Curtis seguía esto al pie de la letra, su esposa Deborah, cuenta que el hombre digital, pasaba horas encerrado en su estudio escribiendo y releyendo a sus escritores favoritos y no salía hasta no tener algo bueno. Esto queda bien claro en sus letras, que dicho sea de paso, para los que no cuentan con un inglés fluido, pueden disfrutar de unas buenas traducciones realizadas por varios autores Argentinos que fueron editadas por Caja negra en el año 2008*.
Muchos de nosotros moríamos por conseguir letras traducidas de los División en décadas anteriores cuando todavía no contábamos con la magia de internet. Recuerdo haber leído “Love will tea rus apart” en una vieja publicación llamada “Rock en blanco y negro” y quede fascinado, una nota de apenas una hoja, que contaba de manera muy resumida la historia de la banda y que todavía conservo.
Hay muchos músicos que deciden no darle importancia al contenido de las letras, y otros que solo la utilizan la música como un mero acompañamiento de sus palabras, pero hay pocos, solo algunos que llegan a un equilibrio perfecto entre sonido y mensaje, es aquí donde se destaca la importancia del legado de bandas como Joy División, que con solo dos discos de estudio y tan pocos años de carrera se convirtieron en una de las bandas más influyentes desde los tempranos años 80’ para aquí, y que hoy se celebra con discos homenajes, reediciones, biopic, documentales y hasta el proyecto de su bajista Peter Hoock.


* "Ian Curtis /Joy Division-Reversiones"
Cassara/ Dupont/Echavarren/Nachon/Percia, Caja Negra Editora 2008.



Primera nota que lei sobre Joy.
(Rock en blanco y negro)

jueves, 20 de septiembre de 2012

Primavera 20

"Los 4 fantasticos"
Acuarela y grafito 2012


Corre el año 1992 y un Joven Nicolas Repeto nos presenta, por la pantalla de canal 13 “Dynamo”, el nuevo disco de Soda Stereo, yo tengo 14 años y estoy pegado al televisor junto a mis hermanos, sin dudas una época llena de magia, primeras novias, primeros recitales, primeros proyectos musicales, primeros ensayos, y si… “A veces sueño con volver a los viejos buenos tiempos”
A simple vista y oída no parece ser la misma banda que dos años antes nos cansó con la emisión del simple “De música ligera”. Pero lo es, si, son los mismos tipos, pero con cosas nuevas o diferentes en la cabeza, renovados, frescos, espontáneos, rejuvenecidos y renacidos, como declaran en las estrofas de “Nuestra fe"  (…bajo esta piel/ que estoy mudando/ encendí un amanecer/ que no para de crecer). Parece como si de repente se hubieran corrido del lugar que ocupaban de súper banda pop y se dedicaran a divertirse y hacer literalmente lo que se les cantaba las bolas, a experimentar con el sonido, a jugar con las palabras y las melodías, aunque muchos fans no entendieran esa necesidad de cambio y de pararse en otro lugar, de salirse de ese casillero que muchas bandas no quieren abandonar una vez que llegan, y entonces prefieren repetir su fórmula hasta el hartazgo, una y otra vez, no son muchas las bandas que se han animado a dar ese paso hacia el vacío, sin saber si el público y la crítica llegaran a entender esa necesidad de hacer algo nuevo o distinto. También es cierto que los Soda no inventaron la pólvora, por aquellos años existían varias bandas que se encontraban trabajando en un concepto parecido, si se quiere y que tenían las mismas influencias y un sonido similar. Un día en un recital en Die Shule, donde se presentaban: Juana la loca, Martes menta, Los resonantes y Tía Newton, en un ciclo llamado “Vamos a ver lo nuevo” aparecen entre el público, que no era más de 30 personas, Cerati, Zeta y Melero, recuerdo que no podía dejar de mirarlos y preguntarme ¿Qué hacen estos tipos acá? Yo pensaba que la gente famosa iba a otro tipo de lugares y no a estos reductos mal olientes, pero lo cierto es que por entonces los Soda y sobre todo Daniel Melero, se encontraban muy cerca de estas nuevas bandas, con las que había trabajado produciéndolas como por ejemplo Los Brujos, Babasónicos o Juana la loca y que luego serían agrupados bajo la denominación de rock sónico, el nuevo rock argentino, rock alternativo y demás motes, muchas de estas bandas participarían como invitados en la presentación de la placa en el estadio de obras sanitarias en de diciembre de 1992.
El sonido es otro, la poética parece ser otra, los peinados son otros, las ropas son otras, el arte es otro, el concepto es otro y los Soda parecen estar pasándola de maravilla en este proceso de cambio, ese goce se puede apreciar en el mini documental filmado y dirigido por el actor Boy Olmi “Haciendo Dynamo” que también presentan esa misma tarde, allí se puede ver una parte del proceso de grabación, de ensayos, de mezclas y hasta una clase de yoga que toma el trio en el estudio Supersónico, que acaba de montar el grupo. Los temas tienen como motor el sonido de la guitarra, cargada de efectos y distorsiones, que crean diferentes atmosferas donde se funden los otros instrumentos, mientras el bajo sostiene los temas con ritmos bien marcados y hasta bailables por momentos, la batería tiene un gran apoyo de ritmos electrónicos y sonidos repetitivos en la mayoría de los temas. La voz, en muchas canciones esta sugerida suavemente, por momentos parece estar como flotando en la atmosfera, según Gustavo Cerati, la idea era que su voz contrastara con la violencia de los sonidos de los instrumentos “Me aburrí de gritar” declaro en una entrevista Gustavo por aquellos días.
Si hablamos de esta joya del rock Argentino, no podemos dejar de mencionar la importancia de la participación de Daniel Melero en su concepción, fue el que sugirió el nombre del álbum en una charla, y que además en esta oportunidad, ocupo sin dudas el puesto del cuarto Soda, ya que no solo participo en la ejecución de algunos instrumentos, sino que también trabajo en la composición de varios temas y en la producción. Melero ya había participado en “Canción animal” y en “Colores Santos”, el álbum que grabó junto a Cerati el mismo año, donde ya mostraban el camino hacia donde se dirigían. Guitarras saturadas al estilo My bloodi valentine, bases electrónicas y sobre todo la utilización del sampler y el loop como disparador en muchas de las composiciones. Las letras también jugaban un papel importante en este cambio que según ellos mismos hablan sobre todo “de la energía y de todo tipo de energía” cargadas de imágenes, colores, luz, formas, texturas, sonidos y sensaciones, planetas que cuelgan y giran en un universo onírico, que nos envuelve y nos lleva de viaje a través del tiempo y el espacio.

Más allá de todo lo que podamos hablar o escribir sobre este discaso, creo que para muchos de nosotros, va a ser recordado por siempre con mucho cariño, como el disco que hace 20 primaveras, nos metió de lleno en la psicodelia moderna y que podemos resumir en cuatro palabras:  “Recuerdos del futuro juntos”.

"Soda Attack"
Collage 2012

martes, 7 de agosto de 2012

Sin "S" por favor...

"Luca Prodán"
tinta 2011

El primer trabajo que tuve fue en un taller de estampado de remeras rockeras, no duro mucho, un mes o dos aproximadamente, yo tenía que pintar con colores los motivos ya estampados con serigrafía blanca sobre remeras negras, la mayoría de los motivos eran de heavy metal: Maiden, Megadeth, Motorhead, Sepultura y sobre todo Guns n’roses, muy de moda por aquellos tiempos, cada tanto con suerte me tocaba una de Sex pistols o una de los Ramones.
Todos los que trabajaban allí eran más grandes que yo, incluso mi amigo, que me había llevado y que había llegado por medio de otro conocido, el trabajo no estaba mal, sino fuera por la paga, era algo así como 0,20 centavos cada remera pintada. Yo con toda la furia si llegaba a pintar 4 o 5 remeras por día, pero era entretenido, tomábamos mate y escuchábamos música desde las 9 de la mañana hasta las 17hs. Como dije, la paga era malísima, pero por otro lado no teníamos nada mejor que hacer, ya que los dos habíamos dejado el secundario y debíamos hacer algo.
Allí se puede decir que escuche bien “Sumo” por primera vez, hasta entonces solo conocía una que otra canción, uno de mis compañeros era un chico muy alto, de pelo muy lacio y anteojos a quien apodaban Sumo, era una mezcla de Joey Ramon y Ray Manzareck de los Doors, siempre llegaba temprano, con sus botitas Topper negras, su infaltable campera de jean con la estampa en la espalda de “Fiebre”, aquel disco de inéditos editado luego de la muerte de Luca Podrán. Siempre estaba muy callado, en un rincón, luego de un buen rato de que sonara Guns n’ Roses todos los días religiosamente desde que entrabamos, este muchacho preguntaba tímidamente: ¿Puedo poner algo?, y se despachaba con algún cassette en vivo de la banda del pelado, es increíble la colección de rarezas de la banda que tenía el pibe, algunos sonaban horribles, pero eran un documento buenísimo, también solía poner The doors o algún pirata de Los Redondos, igualmente con lo que más nos deleitaba era con estas joyas arqueológicas de Sumo. Recuerdo claramente que en uno, alguien del público le gritaba ¡Lucas! Y el tano lo corregía: “Luca, sin S por favor” muy graciosamente y todos nos reíamos de esas boludeces mientras pintábamos.
Creo que al cumplirse un mes de trabajo y recibir mi primera paga, pude juntar para comprarme una remera de los Sex Pistols, que pintábamos allí y que supuestamente el dueño del taller (El Ruly), me vendió a precio de costo, la segunda paga me lleve una camiseta batik manga larga con la estampa de fiebre de Sumo al frente, como no podía ser de otra manera deje todo lo ganado alli en el taller, instantáneamente renuncie para empezar a trabajar en una fábrica de videojuegos (Laser electrónica) , donde me apodaron “Attaque”, pero esa ya es otra historia.

martes, 3 de julio de 2012

El futuro ya llegó Leonardo

Leonard Cohen
tinta sobre papel 2012

 Pensaba escribir una reseña del disco I'm your man para esta entrada, solo les voy a decir que si no lo escucharon lo hagan, no se van a arrepentir, es una buena manera de entrar a la obra de este genio, por lo menos lo fue para mi, pero es una larga historia y estoy un poco vago, solo les voy a contar que llegué a el por una versión de Ian Mc Culloch (cantante de Echo and the bunnymen) del tema "Lover lover lover", que se encuentra en su segundo disco solista "Misterio", según contó Ian, lo había grabado para un disco homenaje a Cohen , pero le gusto tanto como quedo que prefirió incluirlo en su disco y no participar del homenaje, mejor dejo que las imagenes y la música hablen por si solas.
Comparto el vídeo de un tema increíble de Don Leonardo, para mi es una de las mejores letras de todos los tiempos, sino la mejor.
Que lindo seria ver en vivo a esta leyenda.

domingo, 17 de junio de 2012

Y se hizo la Luz

"Pedro Gancho"
Tinta y digital 2012

Uno de mis bajistas favoritos es sin dudas Peter Hook, creo que más allá de no ser un virtuoso del instrumento, creó una manera de tocar que influencio a muchos otros, dicen que el sonido característico de joy division se debe entre otras cosas, a que Peter no escuchaba el bajo en los ensayos y siempre lo subía al taco, esto de que el bajo estuviera al frente, le gustaba a Ian Curtis y le pedía que lo suba aún más.

Lo cierto es que este bajista, con una presencia arrolladora en escena, fundo las bases del ritmo característico no solo en el rock de joy, sino también en el pop y la música bailable, de la mano de New Order , la banda que fundaran luego de la muerte de Ian Curtis, vocalista y letrista de Joy division, las dos bandas no serían lo mismo sin el toque de Hook y sus bajos, por momentos muy graves y por otros muy agudos, suele trabajar con sus dedos en los últimos trastes del diapasón, generando melodías, arreglos muy agudos que suplantan muchas veces a las guitarras de Bernard Sumer, también es característico el uso del flanger y otros efectos de sonido, que en ocasiones hacen irreconocible el instrumento en sí, además aporta algunas percusiones en un puñado de canciones.

Por estos días el hombre que reúne a dos personajes entrañables en su nombre Peter (Pan) y Hook (Garfio), se encuentra alejado de sus compañeros de New Order y abocado a su proyecto “Peter Hook & The Light” una formación que se encuentra girando por europa, presentando el repertorio de Joy Division, en mayo pasado presentaron el material completo del disco “Still” con buena recepción del público. Hay quienes apoyan y otros que no, a este revival de éxitos de antaño, a mí, por lo menos no me desagrado lo que vi en algunos videos de sus presentaciones, creo que es respetable, después de todo el formo parte de esa banda y tiene derecho a tocar esos temas, las versiones me parecieron buenas y por cierto Pedro gancho no está nada mal en la voz, se lo ve muy motivado y contento con lo que está haciendo, los músicos que lo acompañan también hacen un buen trabajo.

Quizás tengamos suerte, se presenten aquí y podamos ver la Luz.


 

miércoles, 30 de mayo de 2012

El bocón ataca de nuevo



"Juanito el Roto"
   acuarela y digital 2012  

“Alguna vez te sentiste estafado” fue la frase lapidaria con la que el joven John Lydon por entonces Rotten, cerraba de un portazo su paso por Sex Pistols, un 15 de enero de 1978 un año después del nacimiento de quien escribe esta nota, así daba por finalizado el último concierto de la banda en San Francisco, en lo que fue su primera gira americana, inmediatamente el mismo año se encargaría de presentarnos a su nueva invención P.I.L (public image limeted) según cuenta en su autobiografía “No irish, no blacks, no dogs” donde repasa gran parte de su infancia en el seno de una típica familia irlandesa de clase baja, en ella cuenta que ya tenía varios temas compuestos mientras las pistolas sexuales se derrumbaban rapidamente. Dice que sus compañeros estaban más preocupados por hacer temas pedorros, influenciados por las payasadas carentes de humor y sentido que proponía su manager Malcolm mc Laren, como fue el supuesto homenaje al famoso ladrón Ronald Biggs, que los embarco en un viaje a Rio de janeiro para filmar imágenes con el ex convicto, viaje al que él no fue invitado y que hicieron de todas formas, al otro día de ese último concierto, como no le daban bola a los temas que el proponía ya pensaba en bajarse de ese barco sin timón. Así, sin dudar se embarcó en su nuevo proyecto donde podía tener el control total sobre lo artístico y lo financiero y sacarse de encima al chupasangre de Mc Laren, unos años más tarde le ganaría un juicio millonario por royalties y por el derecho a utilizar el nombre de Johnny Rotten.
Esta aventura llamada P.I.L lo trajo por primera vez a argentina allá por 1992, tocaron en un estadio Obras repleto en una noche para el recuerdo, donde no falto la buena música, el bardo de los pseudo punkitos que querían escuchar temas de los pistols a toda costa y hasta un supuesto atentado. Durante los primeros temas recuerdo que los punkis no paraban de gritar le arrojaban cosas al escenario, el concierto de paro cuando un chiflado arrojo una remera envuelta, Lydon se acercó como para levantarla y de repente exploto, si tenía una pirotecnia potente que le exploto casi en las manos a Juanito el ex podrido. Abandono el escenario a las puteadas y amenazó con no volver a salir si no se calmaban los ánimos. Finalmente la cosa se calmó y volvió a salir, brindaron un recital zarpado, el bajista y el batero eran una base tremenda, lo que se dice en la jerga musical “una maquinita” y Juanito no paraba de saltar y bailotear mientras nos deleitaba con su característica voz estridente.
Yo no conocía mucho su repertorio, solo había escuchado dos discos Happy y Nine, pero me cautivaron, las versiones de “Rise” y de “this is not the love song” fueron realmente apoteóticas y las festejamos todos a los saltos, finalmente les dio el postre a los malditos punkis que no paraban de agitar entre tema y tema, con una versión de E.M.I aquel tema que le dedicaban los Pistols a la compañia que había rescindido su contrato y que cerraba el legendario y único álbum de la banda, el brillante “Never mind the bollocks”. Unos días después del recital encontré en una galería de Lanús un casette con la grabación pirata del concierto con los cortes, las puteadas y todo, una verdadera joyita que no paraba de escuchar, así pude conocer mucho más sus canciones y pude revivir una noche increíble donde estuve muy lejos de sentirme estafado, una y otra vez. Por entonces P.I.L presentaba en nuestro país lo que sería por muchos años su ultimo trabajo de estudio “That what is not”.
Por estos días se encuentran nuevamente reunidos con un flamante disco bajo el brazo “This is pil”. También hace poco rechazo la invitación de participar de una reedición de “God save the queen” conmemorando el aniversario 60 del júbilo Real, y que finalmente ocupe el puesto nº 1 en los charts, ya que por aquellos tiempos la difusión del simple fue prohibida en las radios británicas, “No cuenten conmigo para este circo” Soltó a los medios el bocón de los dientes más podridos del rock, solo me resta cruzar los dedos para que este nuevo trabajo los traiga por estos pagos nuevamente.




domingo, 13 de mayo de 2012

El gran simulador



"El viejo Bob"
collage 2012

Mientras esperaba a Ana que estaba llegando con las entradas, me detuve a observar a una señora que a primera vista pensé que se trataba de una profesora mía, pero al acercarme me di cuenta que no era, entonces pude ver que sostenía un cartel de cartón, con un texto improvisado con marcadores de colores con la leyenda “Necesito una entrada gratis por favor” También me llamo la atención la cantidad de vendedores que poblaban las veredas de la calle Corrientes, con la mas basta variedad de productos con la cara de Bob estampada, ofrecían al grito de ¡Un recuerdo del recital! Remeras, posters, relojes y hasta tazas. De repente llego en una camioneta Joaquin Sabina que saludo a los parroquianos agolpados en la entrada del estacionamiento del teatro Gran Rex , haciendo un pequeño gesto con su sombrero blanco. Adentro el prestidigitador se preparaba para su gran truco, entramos nos acomodamos y ojeamos el programa, enseguida me llamo la atención el titulo “ El show y el concierto ” muchas veces leí que era un experto en hacerse invisible, que posee una habilidad  para no llamar la atención en lugares públicos donde nadie nota su presencia, o cuando la notan ya no está más, y quizás la parte del show hacía referencia al acto de magia que estábamos por presenciar, Pero como dice Michael Caine en The Prestige “Para que el truco se complete es necesario que la cosa que desaparece aparezca de nuevo”, así es que apenas pasadas las 9:30, muy puntual comenzaba a sonar la guitarra, del guitarrista principal de la banda, que además de tocar muy bien, realizaba un show corporal atractivo sin parecer uno de esos guitarristas virtuosos e igualmente insoportables que suelen acompañar a grandes figuras. Enseguida se sumaron el baterista, el bajista y un guitarrista rítmico, a un costado hizo su aparición como de la nada pegado al teclado con un sombrero de ala ancha el viejo Bob que también improvisaba un que otro pasito de baile muy sutilmente, pronto el gran simulador comenzó a ronronear con su característica garganta con arena, fría y nasal como ninguna, debo decir que me sorprendió lo bien que se escuchaba su voz y lo bien plantado que estaba en el escenario. La verdad que no conozco ni un cuarto de su extensa carrera, pero a pesar de no conocer la mayoría de las canciones que interpreto, sentía como si las hubiera escuchado alguna vez, creo que después de todo su música está presente en muchos músicos que escucho como Tom Waits, Leonard Cohen, Nick Cave, Johnny Cash entre otros. Después de todo su música es una influencia casi obligada para cualquier cantautor , del teclado paso a la guitarra eléctrica y dio cátedra de country & blues. Luego se adelanto al frente con el micrófono en su mano y como haciendo uno de sus trucos de magia apareció una armónica en su otra mano, señalo al público como diciendo: ¿Estaban esperando esto no? Pues acá tienen y se despacho con un solo increíble, en un tema alternaba su voz y la armónica entre una frase y otra, con una rapidez y una claridad sorprendente. Entre la cantidad de temas que interpreto solo pude reconocer algunos pocos, entre ellos Mr Jones, Blowin' in the wind, las versiones que hace son muy diferentes a las originales, esto hace que sea más difícil reconocerlas rápidamente, pero de repente saco de la galera la carta que estábamos esperando, como si nos refregará por la cara que tiene el ancho de espadas pegado en su frente nos tiro por la cabeza la gran “Like a Rolling Stone” y así casi sin mediar palabras dio por finalizada la partida, presento a sus músicos, saludaron y se retiraron. Tras la insistencia del publico volvieron a salir, hicieron un tema más, saludaron nuevamente en silencio, y como por arte de magia volvieron a desaparecer.



"El joven Bob"
Grafito sobre papel 2011

martes, 10 de abril de 2012

El Pity es rock

"Intoxicado in Wonderland"
collage 2012

Bueno para seguir un poco con la temática de la locura en el arte, el rock y demás yerbas, se me ocurre que el loco mas lindo del rock argentino por estos días es ni mas ni menos que el Pity Álvarez, sin dudas un gran compositor de nuestra música popular que cada tanto nos sorprende con alguna genialidad como por ejemplo la magnifica “Homero” o la emotiva “Roberto Gómez Bolaños”, pero también, lamentablemente, nos sorprende con sus aventuras no tan bien aventuradas, muchas veces ha ocupado algún titular con leyendas del tipo: “El pity le disparo a su manager” o “ El pity le pego a una fanática”.
La verdad que muchas veces me pregunto si serán verdad todas las cosas que dicen los medios sobre el, me pregunto hasta donde es autentica la personalidad que vende este muchacho, o si hay mucho de postura, un exceso de calzarse el disfraz preferido de los músicos de rock : el típico reventado, loquito, al que no le importa nada ni nadie en este mundo y todo debe ser vivir el momento, al mas estilo Pomelo, sin dudas se merece el trono de los desquiciados del rock, ya que se ha ganado con esmero ese puesto vacante que dejo García luego de su recuperación a las adicciones de la mano milagrosa del Gurú Palito.
Recuerdo que allá por la mitad de los años 90 un pibe que no recuerdo su nombre, trabajaba en el local pegado al que yo trabajaba, estaba fascinado con Viejas locas, era lo que se dice el típico Rolinga, con su infaltable pañuelito de gasa enroscado en el cuello, las Topper carniceras blancas que lo ayudaban en su recorrido diario en el mundo cadeteril del barrio del Once. Estaba todo el día cantando “Mi flor” no concordábamos mucho en nuestros gustos musicales pero charlábamos cada tanto de música, el pibe no salía de los Stones, Los Ratones y claro “Viejas Locas” un día quedamos en que yo le grababa un cassette y el me grababa otro, yo le grabe Ataúd del flaco, que por entonces venia escuchando mucho, no podía creer como alguien que escuchaba solo rock nacional no conocía semejante obra, y el como no podía ser de otra manera me grabo el primero de viejas locas, era fanático de la primera hora los iba a ver a todos lados. La verdad que no me voló la cabeza pero no me desagrado para nada como había pensado prejuiciosamente en un primer momento, a el le paso lo mismo, creo, me decía que no le gustaba Spinetta por que era muy rebuscado, pero este disco le había encantado. Al poco tiempo sale “Hermanos de Sangre” para mi lo mejor que dio la banda en estudio, lo compre, la verdad que ya me gustaba desde el arte, una buena foto de banda de rock. Con el tiempo vendría la separación, intoxicados, la reunion, la fama y todas las leyendas, de todas la mas impresionante es la del incendio que da nombre al tema “Fuego” donde Pity se salva de milagro de morir envuelto en llamas. De a poco el hijo prodigio de Lugano se fue ganando su lugar en nuestro rock, animándose no solo al rock con raíces bluseras, sino también al pop, las rancheras y hasta el rap, yo por mi parte sigo esperando su disco psycodelico, creo que se lo debe a el mismo, después de todo el Pity es Rock.

Continuara...



"Bang-bang estas liquidado"
tinta y lapiz acuarelable 2010

martes, 20 de marzo de 2012

¿Que hay de nuevo Viejo?

Wilko
tinta y digital 2012


Antes de que los Ramones inauguren el año 0 del Punk Rock, unos muchachos apodados Dr Feelgood sentaban las bases para dicha explosión, levantaron la bandera de la crudeza, combinaron un rock duro fuerte en riffs, con una influencia del blues, que sirvió para que el rock recupere su frescura y dejara de lado por un rato la parafernalia e instrumentación de la música progresiva. Fueron los reyes del denominado Pub-rock, un estilo que nació a la sombra de la purpurina del Glam y el circo altamente costoso de los megashows de bandas como Floyd o Yes por nombrar algunas donde todo se había vuelto caro y ultra estrambótico.

Contaban en su frente con el más olvidado de los héroes de la Guitarra un tal Wilko Johnson, un flacucho de peluca al más estilo Carlitos Balá, que invento, a mi parecer, el estilo punk-post punk de tocar las 6 cuerdas. El muchacho se caracterizaba por realizar una caminata frenética hacia delante y atrás, hasta donde le permitía llegar la longitud del cable de su instrumento, con una mirada interrogatoria, desafiante, siempre clavada en el público, que lo volvía un tanto intimidatorio, girando su cabeza sin parar de un lado a otro siempre al compás de sus extravagantes rasgueos. Sin dudas se llevaba toda la atención, pasándole por encima al vocalista de la banda Lee Brilleax que trataba de ser un buen contrapunto y para lograrlo se acompañaba además de su voz por una harmónica, que le daba un toque especial a las composiciones. Sus filas se completaban con Jonh Sparks en el bajo y Figure Martín en la batería. Con su cabello corto, sacos sin ninguna insignia, su postura antimoda y su equipamiento de bajo costo, le pusieron un poco de sangre al adormecido rock de mitad de los años setenta.

En 1975 graban dos discos de estudio, el primero “Down by the jetty” fue contundente para darse a conocer, Grabado en mono al viejo estilo de las bandas de rock de los 50 que tanto admiran, pero fue sin dudas el “Stupidity” de 1976 grabado en vivo la gran influencia para los futuros punkies que recién estaban asomando su cabeza en este mundo, con esta placa logran su primer exito comercial, llegán al numero uno en las listas britanicas donde se mantuvieron durante nueve semanas consecutivas. Lo cierto es que a poco de los primeros pasos del doctor, el guitarrista atracción de los muchachos de Essex dejo la banda y todos pensaron que se disolvería inmediatamente, pero no fue así, pusieron un nuevo guitarrista y grabaron un puñado de discos sin lograr nunca un gran éxito comercial, ni la contundencia sonora que tenían tanto en el escenario como en el estudio, como si lo hicieron de la mano del muchacho del flequillo y su espasmódica performance. El flequilludo en cuestión también grabo varios discos en solitario con diferentes formaciones, tampoco logro demasiado por su cuenta, quizas nunca tubo el reconocimiento que merecía, pues a mi entender inauguro sin querer un estilo que luego seria copiado por infinitos guitarristas.

Hoy a la distancia podríamos parafrasear al viejo y querido conejo de la Warner con su frase de cabecera aquella que rezaba ¿Qué hay de nuevo Doc?o mejor dicho ¿Qué hay de viejo Doc?

A continuación los dejo con unos videos que los pintan de cuerpo entero...





viernes, 24 de febrero de 2012

La vida de Brian

"Ojos de mar"/Grafito 2012


Creo que la gente quiere convertirse en la música y nadar en ella para siempre.No hay modo de conocer toda la música que uno tiene en la cabeza y que un buen día logra salir, como por arte de magia. La música es la perfección. Uno escucha un disco y piensa "quisiera ser este disco, estar ahí donde se encuentra este disco, vivir dentro de ese mundo”

Eso me pasa a menudo.

Brian Wilson.


Mucho se ha dicho, se ha escrito, de la locura en el rock, y de la locura en el arte en general, la supuesta afirmación “Los artistas están todos locos” “Mi vecino es artista, esta re loco” y cosas por el estilo, se repiten una y otra vez.

La verdad es que no se sabe cuanto hay de cierto en todo esto. Pero se cree que el arte es una buena terapia a la hora de superar ciertas patologías, el arte, es en si, liberador. Nos permite expresarnos, comunicarnos, dar nuestro punto de vista sobre la vida, etc. También es cierto, que no se sabe demasiado sobre las enfermedades mentales, ni siquiera de la funcionalidad del cerebro, se suele decir que usamos solo una pequeña parte de su potencial. Si bien el tema es muy complejo, no podemos dejar de afirmar que la visión antigua, sobre los enfermos mentales, ha cambiado considerablemente, hoy sabemos que, sí, hay retorno de un desequilibrio mental, y no es necesario encerrar a una persona por siempre, para ser tratada. Por otra parte, no podemos dejar de relacionar las enfermedades mentales, con las trabas emocionales, cuanto afectan los sentimientos en el desarrollo de la psiquis.

Se sabe que los primeros años de vida de una persona son fundamentales para su desarrollo, su alimentación, estimulación y afectuosidad, lo marcaran para toda su vida.


"Brian Storming"/tinta y digital 2010


Brian Wilson, músico, cantante, compositor, productor, arreglador, etc. de los Beach Boys, ha transitado el camino de las enfermedades mentales, durante gran parte de su vida, ha luchado contra la depresión y las adicciones, que dicho sea de paso, no ayudan en lo mas mínimo en estos casos, solo representan una supuesta salida fácil, un escapismo a los problemas reales, a los que preferimos no enfrentarnos o no sabemos como hacerlo.

En una nota de 1992, el mismo Wilson, contaba sin pelos en la lengua, como había influenciado en su vida y su obra la relación con su padre y sus hermanos. Contó abiertamente, como su padre los golpeaba constantemente y los exigía en todo. Como influenciaron en él, las muertes de sus hermanos Deniis y Carl. El primero murió ahogado, surfeando en las costas del Pacífico, la gran paradoja es que, según dicen, era el único de los hermanos que sabía surfear realmente. Y el segundo, caería por su adicción a las drogas, que le quemaron la cabeza en muy poco tiempo, llevándolo a la muerte.

En el medio de todos estos traumas, Brian, siguió haciendo música, como pudo, a su tiempo sin apuros, en 1998, volvía con un disco “Imagination” dedicado a su hermano Carl. El primer corte fue celebrado como el gran regreso de Brian a las listas de los charts, aunque el disco en si, no fue gran cosa para la prensa, ni para el público en general. Pero sí, significó mucho para él, retomó el Proyecto de Smile, que editó en el 2004 el legendario disco que le seguiría al gran “Pet sounds” de 1966 celebrado por los Beatles, sobre todo por Paul Mc Cartney, que se puso como meta a superar con “Sargent Pepper”. El genio de los playeros, doblaría la apuesta con Smile, pero todo se desmoronó, sólo llegaron a grabar algunos temas, como el clásico “Good vibrations”. El por entonces, obsesionado mentor de los chicos de la playa, empezó con sus delirios místicos y la paranoia, creía haber provocado unos incendios en Los Ángeles por estar grabando una canción llamada “Fire” (fuego). Llenó un estudio de arena para sentir la energía de la playa, obligaba a los músicos y cesionistas a usar cascos de bomberos durante la grabación, estas y otras locuras por el estilo llevaron a la gran banda norteamericana al borde del precipicio. Brian pasó a estar internado durante un tiempo en una clínica psiquiatrita, participó de alcohólicos anónimos junto a Ringo Star, etc. El ambicioso proyecto naufragó en un mar de incertidumbres durante más de 40 años y hoy sale a flote. ¿Nunca dejarán de aparecer cintas guardadas, temas inéditos y cosas por estilo? ¿Nunca se acabarán las referencias y miradas hacia la década del 60? Quizás sea como dice Simon Reynolds* en su libro Después del Rock:

“El Rock continúa saqueando la tumba de su propio pasado, infecto de gusanos”

¡Pero cuan bien nos siguen haciendo cada tanto, dichos saqueos. Constituyen la mejor terapia para varios de nosotros, los chiflados por el rock.

Aquí les dejo un link de la presentación oficial de smile:

http://www.youtube.com/watch?v=Sv2_JLAOUPU


*Simon Reynolds:

“Después del rock”

Psicodelia, postpunk, electrónica

Y otras revoluciones inconclusas.

Editorial caja negra 2010/11

martes, 7 de febrero de 2012

wonderwall


El pequeño Roger Waters ilustrado.
lapiz policromo y acuarela 2012.


...a mi amigo Mauro Medina, que tubo la vision de waters jugando con sus rastis.


Crónica de un niño solo


Hace unos años en un curso de gestión cultural, el profesor pregunto, cual era para nosotros, uno de los hechos culturales mas antiguo, yo levante la mano y tímidamente dije: “la guerra”, sin estar seguro de lo que decía, ¡exacto! Dijo, todo lo que hacen los hombres son hechos culturales y pensar que la cultura, solo tiene que ver con cosas buenas es un error.

Si tendríamos que realizar un ranking de horrores de la humanidad, seguramente, la guerra, ocuparía el puesto Nº1, Realmente es increíble, como Roger Waters, logro superar los traumas provocados, en gran medida por la guerra, que se cobro, entre tantas cosas, la vida de su padre, cuando Roger aun era un niño, y es admirable como una persona pudo convertir todas sus frustraciones y rabia, en una obra artística de semejante trascendencia mundial, como lo es “The Wall”.
Creo haber visto el video de “Another brick in the wall” en Música total videos, un programa televisivo de los años 80, yo todavía no le daba bola a la música, pero si, mi hermano mayor, que miraba este tipo de programas todo el tiempo, recuerdo que mi hermano tenia la maña adolescente de escribir su nombre en todos lados, carpetas mesa de luz, puerta de la pieza etc. Solía también, escribir en el piso y las paredes, con un trozo de ladrillo, “Pink Floyd The Wall”
De entrada me impacto, la música y la imagen, yo no sabia un soto de ingles, pero era entendible, que había una critica al sistema educativo, a la autoridad en general, esos chicos rompiendo sus pupitres, pidiendo a gritos, que los dejen en paz, realmente era algo que conmovía, además quede fascinado con los excelentes dibujos de Gerald Scarfe, yo solía dibujar mirando la tele, tratando de copiar los personajes de mis series favoritas como Robotech o MazingerZ, y creo, haber tratado de copiar la marcha de los martillos, en alguna oportunidad.
Ya en el secundario un compañero Tedeschini, que era fanático de la banda, me pidió que le dibuje en su carpeta los martillos, hablaba todo el tiempo de pink floyd, un día llevo un casette, a la clase de carpintería y estuvimos toda la mañana, lijando las patas de lo que luego seria un banco, escuchando pink floyd, me parece que fue la primera vez que escuche entero The Wall. Me gusto, pero no me enloqueció, luego vi La película y me cerró más, a lo mejor, yo tenia grabado en mi memoria, el impacto visual de aquel video, que había visto mucho antes, ahora completaba aquella primera idea de la rebelión infantil, ante las autoridades escolares, con toda una historia detrás que le daba sentido a aquel video.
Ahora a la distancia, esperando su show en Argentina, leyendo una nota sobre lo que fueron las sesiones de grabación del disco, las disputas entre sus integrantes, la expulsión del tecladista, la presión y el hecho de que nadie, excepto Roger, quería llevar adelante el proyecto, deja en claro, su genialidad, la obsesión y claridad que tenia sobre esta obra y su realización, que va mas allá de un disco, la presentación en vivo, lo que esto implicaba, el armado de la pared gigante, que toda una parte del show se desarrolle detrás de la pared, las marionetas gigantes, la película etc. lo consagran como uno de los mejores artista conceptuales del rock, seguro dejo de ser un ladrillo mas en la pared, pero no deja de ser, a la vez, un niño solo, que sigue llorando la prematura muerte de su padre.

Mientras esperamos los shows de Rogerio aguas en River, les recomiendo pasar por la página oficial del ilustrador de The wall, no tiene desperdicios:

http://www.geraldscarfe.com